¡Depilación! … Una larga historia en la eliminación del vello

Data

Martes 11 Mayo

Categorías

Depilación

¡Depilación! … Una larga historia en la eliminación del vello

La depilación ha sufrido numerosas transformaciones, y una gran evolución a lo largo de la historia: desde herramientas fortuitas como rocas afiladas y conchas hemos pasado a las técnicas más avanzadas de la actualidad.

La práctica de depilarse era muy común desde la prehistoria, cuando el deseo de depilarse el cuerpo no era solo una necesidad estética, sino una costumbre ligada a una cultura.

 

En la sociedad egipcia; las mujeres solían afeitarse con un compuesto de resina que podía eliminar el vello rápidamente. En el antiguo Egipto, la depilación jugaba un papel fundamental: el cuerpo femenino, se consideraba hermoso y puro, sólo si estaba completamente liso.
Según una leyenda, fue la reina Cleopatra quien inventó la primera mezcla milagrosa de depilación a base de arsénico.

En Grecia y en Roma, las mujeres con vello prominente, eran consideradas de bajo rango, marginadas por la sociedad, y rechazadas por los hombres. Para superar el problema, se inventaron herramientas similares a pequeños alicates rudimentarios.

Fueron las mujeres árabes las primeras en inventar una técnica completamente innovadora: el enhebrado. Con el uso de un hilo de algodón mantenido en tensión entre los dedos, el cabello se ataba y rasgaba rápidamente.

La eliminación del vello de las piernas se convierte gradualmente en una verdadera norma cultural para las mujeres en la sociedad occidental, especialmente en la era moderna, cuando la forma de vestir se vuelve más explícita. La moda y los nuevos disfraces permiten a las mujeres descubrir sus hombros, axilas y poco a poco también las piernas, por lo que la depilación se convierte en una necesidad primordial.

1901 es un año revolucionario: se crea la primera cuchilla desechable. Pero fue solo en 1915 cuando finalmente nació la primera maquinilla de afeitar Gillette diseñada específicamente para mujeres.

Afortunadamente, hoy en día tenemos múltiples soluciones de depilación que son mucho menos invasivas que las antiguas, y de mucha más eficacia.


Para quienes recurren a la depilación casera; existen numerosas propuestas de depilado; hojas de afeitar, depiladoras eléctricas, cremas, ceras ... todas ellas para usar en casa.

Pero seamos sinceros, nada resuelve el problema del vello como la depilación permanente: fotodepilación (Luz Pulsada o Láser).
Tratamiento indoloro, sin traumatismos en la piel y, sobre todo, con resultados visibles. Además, se puede ajustar a las características de cada persona, dependiendo del fototipo de piel, color y calibre del vello, edad, sexo, momento hormonal, ...


Es hasta la fecha, el sistema de depilación permanente más eficaz del mundo y es lo suficientemente delicada como para ser recomendada incluso si sufre de foliculitis y vellos encarnados. 

¡Hay que probarlo!

 

Data

Martes 11 Mayo

Categorías

Depilación

¡Depilación! … Una larga historia en la eliminación del vello

La depilación ha sufrido numerosas transformaciones, y una gran evolución a lo largo de la historia: desde herramientas fortuitas como rocas afiladas y conchas hemos pasado a las técnicas más avanzadas de la actualidad.

La práctica de depilarse era muy común desde la prehistoria, cuando el deseo de depilarse el cuerpo no era solo una necesidad estética, sino una costumbre ligada a una cultura.

 

En la sociedad egipcia; las mujeres solían afeitarse con un compuesto de resina que podía eliminar el vello rápidamente. En el antiguo Egipto, la depilación jugaba un papel fundamental: el cuerpo femenino, se consideraba hermoso y puro, sólo si estaba completamente liso.
Según una leyenda, fue la reina Cleopatra quien inventó la primera mezcla milagrosa de depilación a base de arsénico.

En Grecia y en Roma, las mujeres con vello prominente, eran consideradas de bajo rango, marginadas por la sociedad, y rechazadas por los hombres. Para superar el problema, se inventaron herramientas similares a pequeños alicates rudimentarios.

Fueron las mujeres árabes las primeras en inventar una técnica completamente innovadora: el enhebrado. Con el uso de un hilo de algodón mantenido en tensión entre los dedos, el cabello se ataba y rasgaba rápidamente.

La eliminación del vello de las piernas se convierte gradualmente en una verdadera norma cultural para las mujeres en la sociedad occidental, especialmente en la era moderna, cuando la forma de vestir se vuelve más explícita. La moda y los nuevos disfraces permiten a las mujeres descubrir sus hombros, axilas y poco a poco también las piernas, por lo que la depilación se convierte en una necesidad primordial.

1901 es un año revolucionario: se crea la primera cuchilla desechable. Pero fue solo en 1915 cuando finalmente nació la primera maquinilla de afeitar Gillette diseñada específicamente para mujeres.

Afortunadamente, hoy en día tenemos múltiples soluciones de depilación que son mucho menos invasivas que las antiguas, y de mucha más eficacia.


Para quienes recurren a la depilación casera; existen numerosas propuestas de depilado; hojas de afeitar, depiladoras eléctricas, cremas, ceras ... todas ellas para usar en casa.

Pero seamos sinceros, nada resuelve el problema del vello como la depilación permanente: fotodepilación (Luz Pulsada o Láser).
Tratamiento indoloro, sin traumatismos en la piel y, sobre todo, con resultados visibles. Además, se puede ajustar a las características de cada persona, dependiendo del fototipo de piel, color y calibre del vello, edad, sexo, momento hormonal, ...


Es hasta la fecha, el sistema de depilación permanente más eficaz del mundo y es lo suficientemente delicada como para ser recomendada incluso si sufre de foliculitis y vellos encarnados. 

¡Hay que probarlo!